Ancash: ONGs se suman a tareas de reconstrucción en Norte Del País

No solo el gobierno viene trabajando en tareas de reconstrucción en el norte del país, sino también las Instituciones Privadas, como IDMA y CESVI que han llegado hasta la región Ancash para colaborar con las tareas de reconstrucción, sobre todo en la agricultura familiar de los distritos de Pariacoto (Huaraz), Yaután y Casma (Casma), Moro y Nepeña (Santa), donde las pérdidas fueron millonarias.

Tras lo ocurrido el año 2017 con el fenómeno del “niño costero”, desde el 2018 IDMA y CESVI apuestan por una reconstrucción productiva, que implica apoyar a los pequeños agricultores para que puedan tener una mejor capacidad de resilencia cuando ocurran este tipo de desastres. Para ello vienen desarrollando con éxito el programa “Ecoresiliencia Productiva” que busca capacitar a los agricultores en el manejo de nuevas técnicas agro ecológicas para afrontar cualquier emergencia.

El jefe de proyecto en la región Ancash Ing. Roy Cordero, manifestó que este 2019 están intensificando la capacitación de autoridades locales, funcionarios públicos y organizaciones de la sociedad civil, en materia de gestión de riesgos y cambio climático, “nuestro objetivo es hacer incidencia política en las nuevas autoridades para que se involucren en preparar mejor a sus agricultores ante la llegada de cualquier fenómeno que afecte a los hombres del campo”, dijo.

Cada día profesionales del área agrícola de IDMA y CESVI trabajan con los agricultores de estos distritos, con la finalidad de mejorar su actividad agrícola, enseñándoles nuevas técnicas agro ecológicas y superar así los duros momentos que les tocó vivir durante el verano del 2017, época en que se perdieron  miles de plantas de mangos, paltas, lucma, entre otros productos.

El proyecto que se desarrolla en tres regiones del país como son Ancash, Lima y Ayacucho, a su término fijado para el 2021, espera conseguir que las redes de organizaciones de productores agroecológicos y comunidades campesinas, recuperen y fortalezcan su capacidad productiva y acceso a mercados locales sostenibles; así mismo esperan que las autoridades locales, organizaciones de la sociedad civil y espacios de concertación implementen programas y políticas de prevención, gestión de riesgo de desastres y reconstrucción productiva. El proyecto es financiado por la Unión Europea.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *