Canon hídrico para la cuenca del Santa: Chinecas y Chavimochic

La Cuenca del río Santa es la fuente de abastecimiento con recursos hídricos del proyecto especial CHINECAS (Canal de 30 m3/seg), cuya inversión programada en los últimos 10 años supera los 450 millones de soles, y CHAVIMOCHIC (80 m3/seg) donde el Estado peruano invirtió 1,670 millones de dólares; en tanto, otros proyectos de abastecimiento de agua potable de grandes ciudades como: Trujillo, Chimbote, y otras de la Costa de Ancash y la Libertad, han tenido similar atención.

Sin embargo, el crecimiento demográfico, el cambio climático, la desglaciación acelerada, el desarrollo económico, la presencia más agresiva de actividades productivas, la agricultura familiar y demás problemas, impactan negativamente en los ecosistemas hídricos de la cuenca del Río Santa. ¿Quién se preocupa por remediarlos?

Para ello, se requieren políticas deliberadas e inversiones de similar importancia que al de CHAVIMOCHIC y CHINECAS para recuperar territorios hídricos degradados y ecosistemas de glaciares y de Cordillera Negra, siendo necesario generar un “Fondo Regional para recuperación de territorios hídricos y glaciares de la cuenca del Santa”, cuyo sustento presupuestal, estaría financiado por un CANON HÍDRICO, cuyos fondos alimentadores deben ser los recursos recaudados de la aplicación de la “Ley de Mecanismos de Servicios Ecosistémicos”, fondos privados y públicos dirigidos para proyectos específicos relacionados a garantizar una oferta hídrica y recuperar ecosistemas hídricos.

La cuenca del río Santa, ubicada mayoritariamente en territorios de Ancash y La Libertad, abarca 12 provincias y 69 distritos; delimitada por la Cordillera Blanca al Este -cadena glacial más extensa del Perú- y la Cordillera Negra al Oeste -cadena montañosa carente de glaciares-; ambas unidas a la altura de la laguna de Conococha en el extremo sur y por el norte la cuenca desemboca en el Océano Pacífico en la provincia del Santa. Tiene una extensión de 11,596.51 Km2 y un perímetro 960.302 Km (Autoridad Nacional del Agua, 2008). La longitud promedio de la cuenca es de aproximadamente 320 Km y su ancho promedio de 38 Km (Características de la Cuenca del Río Santa; Ricardo Villanueva Ramírez).

Esta cuenca, cuenta con 21 Zonas de Vida, de las 84 que posee el Perú, de las 108 mundiales (Holdridge). La zona Páramo es la de mayor extensión con un 21% del área de la cuenca (ecosistemas de Pajonal Altoandino de Puna Húmeda). En la cuenca media y alta del río Santa están identificados 41 ecosistemas, que en términos de extensión representan el 64% a los pajonales, 19% a los bosques (incluyen naturales e introducidos), el 15.4% a los arbustales, y el 1.6 % a los bofedales. Estos ecosistemas andinos cumplen rol de regulación hídrica, donde los bosques infiltran el 85%, el pajonal alto el 75%, el pajonal corto el 54% y el suelo desnudo el 25%.

En el Callejón de Huaylas, la cuenca del Santa, las zonas de vida y los ecosistemas cumplen funciones esenciales en los medios de vida de los pobladores, su calidad de vida tiene relación directa con la situación de los ecosistemas específicos de la cuenca, es decir servicios ambientales como beneficios que los ecosistemas proveen a los seres humanos, la captura y almacenamiento de carbono; la diversidad de la biodiversidad, servicios hidrológicos e incomparable belleza escénica para el turismo.

En esta zona, las cabeceras de cuenca y los glaciares de la Cordillera Blanca, cumplen funciones de captura y almacenamiento del agua en forma de glaciares, lagunas y cuerpos de agua subterránea (régimen hidrológico), y tienen un rol importante en la regulación del ciclo hidrológico, – altos rendimientos hídricos-; mantenimiento de la calidad del agua – agua químicamente buena/ excelente – agua libre (o con poca carga) de sedimentos; recarga de acuíferos; así como la regulación del microclima.

Sin embargo, el crecimiento demográfico, el desarrollo económico, la presencia más agresiva de actividades productivas, la agricultura familiar, minería informal, sobrepastoreo de praderas altoandinas, el cambio de uso de suelos por crecimiento de área agropecuaria, zonas urbanas y desarrollo de infraestructura, incendios forestales, deficiente sistema de tratamiento de aguas residuales y residuos sólidos, caza y pesca furtiva, actividad turística agresiva, empleo de agroquímicos; vienen impactando negativamente en los ecosistemas hídricos de la cuenca del Santa; siendo la consecuencia final la reducción de caudales para uso industrial, de consumo humano y especialmente de desarrollo agrario que usa más del 80% de los recursos que produce la cuenca y están destinados a los proyectos especiales de CHINECAS Y CHAVIMOCHIC.

Las inversiones del Estado en los últimos 10 años están dirigidas a grandes proyectos como CHINECAS cuya inversión supera los 250 millones de soles y de CHAVIMOCHIC que supera los 1,670 millones de dólares; todo ello dirigido a la construcción, mantenimiento, rehabilitación de infraestructura relacionada a los canales y con escasa inversión a la cuenca donde se produce el recurso hídrico y provee un caudal de diseño de 30 m3/seg a CHINECAS y 80 m3/seg a CHAVIMOCHIC.

La primera y segunda etapa de CHAVIMOCHIC costó 960 millones de dólares, y la tercera etapa en plena ejecución cuenta con una inversión de 715 millones de dólares y CHINECAS tiene programado la inversión de 200 millones para construir 47 KM de canal, en un escenario ambiental-climático de la cuenca del río santa desfavorable en cuanto a la oferta hídrica en serio problema de reducción permanente, debido al ciclo impredecible de lluvias la acelerada desglaciación.

Esta pequeña descripción de la situación de la cuenca del Río Santa, muestra un incremento considerable de la DEMANDA HÍDRICA por la ampliación de los proyectos agrarios especiales de CHAVIMOCHIC y CHINECAS; además por el incremento del consumo humano directo, el crecimiento de ciudades especialmente de la costa (Chimbote, Trujillo), el incremento de la producción de la energía hidroeléctrica del Cañon del Pato y otras hidroeléctricas, cuya demanda energética creciente viene generando serios problemas frente a la reducción drástica de la OFERTA HÍDRICA, por el impacto del cambio climático en los glaciares, en la frecuencia y cantidad de lluvias, degradación de ecosistemas productoras de agua, contaminación de caudales subterráneos y superficiales, mal uso del agua, etc.

En estas condiciones; es necesario implementar políticas deliberadas e inversiones de importante dimensión en la cuenca del río Santa para recuperar territorios hídricos degradados y ecosistemas de glaciares y de Cordillera Negra, siendo importante para ello generar recursos específicos que podría un “Fondo Regional para recuperación de territorios hídricos y glaciares de la cuenca del Santa”, lo cual podrá ser financiado por un CANON HIDRICO, cuyos fondos alimentadores tendrían que ser los fondos recaudados de la aplicación de la “Ley de Mecanismos de Servicios Ecosistémicos”, fondos privados y públicos y otros que serían los aportes para proyectos específicos relacionados a garantizar una oferta hídrica y recuperar ecosistemas hídricos.

Para cerrar este artículo, es necesario mencionar que el enfoque de Gestión Integrada de Recursos Hídricos GIRH, implementado mediante la Ley de Recursos Hídricos y otras políticas públicas sectoriales relacionados a la regulación del consumo humano, agrario e industrial; tienen serias limitaciones al orientar las inversiones sólo a infraestructuras construidas aguas abajo, desde el punto de captación sujetas a la disponibilidad hídrica –en disminución permanente- y que además, el caudal de diseño de la infraestructura hidráulica no considera la disminución permanente o fluctuaciones en la vida útil del sistema hidráulico, donde se debe garantizar, por lo menos el caudal de diseño, para ello es necesario que las inversiones con este enfoque tengan que integrar acciones o proyectos de tratamiento de los territorios hidráulicos aguas arriba, para garantizar el caudal de demanda.

Ing. Rómulo Antúnez Antúnez

Especialista en Gestión Pública Descentralizada

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *