Opinión: Entre el Congreso y este Consejo Regional no hay mucha diferencia

Luego de conocer el audio de la vergüenza para Áncash, donde la consejera por la provincia de Pomabamba Lida Villanueva vierte su opinión, sobre cómo sería el manejo político detrás del poder, en el Gobierno Regional de Áncash; con triquiñuelas, traiciones, vacancia y hasta insulto a reconocidas personalidades; la pregunta cae de madura. ¿En algo se diferencia el actual Congreso de la República con este Consejo Regional?

No olvidemos que decenas de congresistas han pasado por la Comisión de Ética Parlamentaria para demostrar su inocencia, luego –claro está- de haber generado algún escándalo mediático sobre su comportamiento, o algún audio que los vincula en una inconducta funcional.

Entre los más resaltes tenemos a Moisés Mamani, que fue denunciado por acoso y violencia contra la mujer; a Yesenia Ponce, personaje que hasta ahora es blanco de críticas por no haber terminado sus estudios secundarios y por desenmascarar el entorno de Keiko Fujimori a través de un audio (“así perjudique a diez mil, cien mil personas, Chinecas no va, me dijo Keiko…”); entre otros personajes que han llevado al congreso hasta el 93% de rechazo de la ciudadanía, según las encuestadoras nacionales.

En el Consejo Regional de Áncash no estamos lejos de esa comparación, pues al parecer, ya tenemos a nuestra primera Yesenia Ponce. La consejera Lida Villanueva, no solo está denunciada por supuestamente haber falsificado su título profesional, sino ahora nos revela, cómo en verdad se comportarían algunos consejeros; llenos de apetito de poder, ambiciosos por manejar ugeles, desesperados por copar las redes de salud y otros espacios en la región. Con esa actitud solo dejan mal parado al primer poder político de nuestra región.

El audio que involucra a Villanueva, la hace ver, como el fiel retrato, la máxima expresión, de cómo se ha ido manejando el poder político en los últimos 15 años en Áncash; lleno de intrigas, traiciones, infamias, vacancias y hasta sicariato, como ocurrió en la nefasta época de César Álvarez, donde se acabó con la vida del vicepresidente José Sánchez Milla.

Lo que llama la atención es la casi inacción de sus colegas consejeros, más aún del grupo del Manpe, quienes deberían deslindar responsabilidad de lo afirmado por su colega de bancada, Villanueva. O la población creerá que todos tienen ese comportamiento, vil, grosero y ávidos de poder.

Este Consejo Regional lleva medio año en el poder y a la fecha no ha dado muestras de liderazgo en temas urgentes que pide la población, salvo honrosas excepciones. Si lo dicho por Villanueva llega a tener un trascendido mediático, como los otros escándalos que sacuden al Gobierno Regional y los consejeros de las diversas tiendas políticas no se pronuncian y piden drásticas sanciones; entonces habrán perdido su gran oportunidad, solo nos quedará compararlo con este alicaído Congreso de la República, donde otorongo no come otorongo y su popularidad no pasa del 10%.

Alex Cordero

Periodista y escritor, docente de la Universidad Nacional Santiago Antúnez de Mayolo (Unasam).

 

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *