Vizcarra presentaría cuestión de confianza si Congreso no aprueba adelanto de elecciones

El gobierno evalúa la presentación de la cuestión de confianza si es que el proyecto de adelanto de elecciones generales para el 2020 no avanza de acuerdo a lo esperado. Así lo señalaron fuentes del Ejecutivo a La República.

La iniciativa de reforma constitucional se presentó el 31 de julio al Congreso. Contempla que, por única vez, el actual periodo presidencial y legislativo se reduzca a cuatro años. Se necesita que primero sea aprobada en el Pleno y, luego, refrendada vía referéndum.

Pero, antes, debe debatirse en la Comisión de Constitución, que lidera por segundo año consecutivo Rosa Bartra (Fuerza Popular). Esta se reunirá el martes tres, siempre y cuando el Pleno convocado para ese mismo día no complique la sesión.

Ese martes debería presentarse un cronograma de trabajo. En una entrevista con el semanario Hildebrandt en sus trece, el presidente, Martín Vizcarra, dijo que su gobierno esperaba que la discusión empezara cuanto antes y que si no es así “tendremos que manifestar nuestro rechazo y nuestra disconformidad con toda la energía que amerite el caso”.

Aunque los plazos van ajustados, Palacio considera posible que la reforma se apruebe a finales de setiembre, se convoque a referéndum en noviembre (o inicios de diciembre) y se llame a elecciones en abril.

¿Cómo analiza la situación el Ejecutivo? Enseguida, algunos puntos que, desde Palacio, se toman en cuenta al momento de analizar el panorama. Primero, lo dicho: se reconoce que el cronograma está bastante apretado, por lo que la velocidad que se imprima en estas semanas definirá mucho.

Palacio estará atento a lo que ocurrirá el martes tres en Constitución y si se propone un plan de trabajo coherente con la urgencia de la situación. Debe tenerse en cuenta que antes de preparar un dictamen se querrá invitar, entre otros, a los voceros del gobierno (se entiende que el premier del Solar y el ministro de Justicia, Vicente Zeballos), a los jefes de los organismos electorales (JNE, ONPE y Reniec) y a especialistas.

Si todo se entrampa (por dilaciones) o no hay ánimo en los congresistas de apoyar la reforma, entonces la opción de la cuestión de confianza se perfilaría como la alternativa constitucional. Para Vizcarra –y lo ha repetido en sus declaraciones recientes– las elecciones adelantadas son la mejor opción para superar la crisis institucional.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *