Las cuatro corrientes políticas de Acción Popular, por Rómulo Antúnez

Los militantes de Acción Popular y los peruanos deben estar consternados por toda esa serie de escándalos internos del partido. Pero esos escándalos no son gratuitos y todos tienen la intencionalidad que una de las corrientes tomen el dominio la hegemonía del partido en las elecciones generales del 2021 al Congreso y para Presidente de la República.

En Acción Popular existen por lo menos 4 corrientes que buscan el dominio del partido mirando las próximas elecciones; una de ellas pertenece a la corriente Toledista de Raúl Diez Canseco que tiene la intención de hacerse del partido con la intención de llevar a Raúl como cabeza de Partido y que ha hecho un intenso trabajo partidario para ello.

La otra corriente visible es la de Alfredo Barrenechea, con pasado aprista que en las elecciones pasadas hizo un buen papel y que pudo unir a los conservadores, los ricos y pitucos del Perú y parte de los ex apristas no simpatizantes del alanismo. Otro grupo visible en la Lampa es la de Yonhy Lescano, con simpatizantes e integrantes provincianos y de izquierda, llamado por los integrantes del partido y por muchos peruanos como el ala “caviar” o rojete de Acción Popular y por esta razón visto con cierto cuidado por los conservadores del partido.

Pero existe un grupo discordante y con cierto dominio en Acción Popular cada vez más visible y que usa todos los medios para proteger a los excongresistas afines a los intereses fujimoristas y apristas que ha jugado un rol fundamental en el Congreso para proteger a jueces, fiscales y congresistas corruptos, con Víctor García Belaunde “Vitocho” y que está tras del dominio del Partido mirando las elecciones del 2021.

En Ancash se visibilizan por lo menos 2 grupos muy marcados en la lampa; por una parte el grupo de Carlos Miranda con su liderazgo de Yonhy Lescano, tanto por su afinidad de origen puneño y posición ideológica del lado progresista y provinciana de Acción Popular, generalmente más aceptada en los departamentos fuera de Lima y por otra parte se nota la mano del General Otto Guibovich, hombre allegado a las prácticas y perfil militar relacionadas a la promoción de los militares sometidos por Montesinos y Fujimori que requiere el dominio del Partido afín al fujimorismo, siendo Otto el alfil fujimorista que no tendría reparos o escrúpulos para hacerse de ese espacio y para el cual estaría usando todas las armas posibles para destruir a sus contrincantes, como el caso del escándalo promovida por Eifilin durante la presencia de Yonhy Lescano en Huaraz.

La memoria de Belaunde y Paniagua, la ideología de Acción Popular de los Años 60 y 80, es solo un pretexto y capital emocional usado por los candidatos circunstanciales, que en el caso de Belaunde no tiene más que un buen recuerdo de las cualidades personales y no de éxitos de Gobierno, siendo la carretera Marginal la más conocida por no decir la única y el Gobierno de Paniagua recordado más por la decencia personal que del Partido Acción Popular. Por tanto, el partido de la Lampa no tiene mucho que ofrecer como ideología pero sí; varias facciones con líderes del Partido fragmentado por intereses personales y de grupos de poder conocidos en el Perú.

 

Por Rómulo Antúnez, ingeniero especialista en temas de gobernabilidad.

 

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *