La necedad en el poder, por Rómulo Antúnez

No sabemos la razón o no logramos entenderlo, mientras están en campaña electoral, despliegan mucho esfuerzo por alcanzar lucidez, creatividad, brillar y visionar como un gran líder, entonar y sincronizar con los problemas, necesidades e ilusiones de un pueblo que no busca un ganador electoral, sino un gobernante que se engrandezca en las peores circunstancias y que dentro de las dificultades; dirija, conduzca, lidere a la multitud a superar emergencias, riesgos y camine hacia el desarrollo.

Sólo en Ancash, hemos repetido este círculo vicioso tantas veces con candidatos que durante el proceso electoral despliegan tal cantidad de creatividad, convocatoria, inspiración (al menos a eso parece); para que durante su gobierno pierda hasta el sentido común más básico, la inteligencia y sagacidad para conducir un gobierno especialmente en un escenario impredecible, adverso, desconocido y exigente de información, conocimiento y capacidades.

Los pesimistas (optimistas bien informados; -no los otros-), han alcanzado información y propuestas por todos los medios a estas autoridades –Alcaldes y Gobernador Regional-, que gobiernan actualmente; pero al parecer no son recepcionados, no escuchan, no leen, no entienden; ni a la gente que los eligió y menos a la “oposición” que no piensa como ellos quisieran, menos comparten las formas de liderazgo y conducción de sus gobiernos.

Esta emergencia sanitaria del COVID 19 muestra los verdaderos intereses, capacidades, ambiciones y limitaciones de todas las autoridades y pocos salen bien librados, gran parte de ellos se ahogan en sus miserables limitaciones y angurrias y lo peor es que la población es consiente, pero el elector no aprende a ejercer su ciudadanía, siendo la democracia representativa y el sistema electoral actual una mala experiencia para elegir autoridades actuales que pudo ser mejor elegida en un sorteo, en una tómbola o en un juego de botella borracha.

La emergencia sanitaria necesita una alta dosis de valentía e inteligencia de nuestros gobernantes, mucha sensibilidad y olfato para las decisiones, pero sobre todo darle valor al sentido común de nuestro pueblo, escuchar la opinión de los que piensan diferentes y convocar a todos los actores de los territorios desde los distritos, provincia región, así como hace el Presidente Vizcarra con el Comando COVID 19 que pudo haberse hecho en Ancash, pero escaseamos de líderes con esas cualidades descritas y es lamentable comprobar hasta la saciedad que no se puede pedir lo que nunca tuvieron.

Ing. Rómulo Antúnez Antúnez

Especialista en Gestión Pública Descentralizada

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *