Luis Benavente señala que Gobierno ocultó información en cifras de fallecidos por COVID-19

Lamentablemente hubo ocultamiento de información y había alternativas para llegar a la verdad, dijo Luis Benavente Gianella, gerente general de Vox Populi, respecto al número real de víctimas por SARS-CoV-2 en el país.

“Era importante llegar a la verdad, el ocultamiento de información no es una práctica democrática aceptada en el mundo”, señaló el especialista ante la Comisión investigadora multipartidaria para establecer el número real de fallecidos a causa de COVID-19, que preside la congresista Tania Rodas Malca (APP).

Agregó que la verdad hubiera llevado al Gobierno a tomar medidas de prevención ante una segunda ola de contagios, que se sabía que iba a venir o a que la ciudadanía tome conciencia de la grave situación que vive el país.

Benavente manifestó que si bien es cierto que no se puede establecer científicamente que la alta cifra de muertes en exceso es por coronavirus, pero podrían haberse dictado algunas alternativas.

“El Gobierno podría encargar al INEI que haga una estimación rigurosa (…) O crear la categoría de sospechosos de COVID-19”, planteó.

CIFRAS

Luis Benavente también presentó aportes e indicadores respecto al número de fallecidos por SARS-CoV-2.

Indicó que, desde el inicio de la pandemia en el país, se estableció un sistema informativo que básicamente estaba en la sala situacional del Ministerio de Salud “que es un sistema informático eficiente, pero que muestra un número de muertes que no corresponden al número de muertes en exceso. Y esa discrepancia es bastante grande”.

Detalló que, desde abril del año pasado, de acuerdo con cifras oficiales del Sinadef, el número total de muertes en exceso es de 126 697. Esto es un 119 % más que el periodo anterior.

“¿Por qué creemos que este número es en su gran mayoría por COVID-19? Porque el Sinadef, durante tres años y tres meses, mes a mes, daba un número de muertes muy estable, muy parejo, uno por ciento más o menos. Ahora salta a esa cifra”, comentó.

Explicó que eso solo puede deberse a un fenómeno excepcional, de la naturaleza, una guerra o una pandemia. “No hay otra explicación. La única situación excepcional que hubo fue la pandemia”, anotó.

Argumento, además, que por estar los peruanos tanto tiempo en confinamiento, no hubo tantas muertes por accidentes de tránsito o por crímenes como ocurría regularmente.

“Pero encontramos otra razón muy poderosa. El número de muertes regulares era muy estable, con un porcentaje de 53 % en hombres y 47 % en mujeres. En cambio, encontramos que el número de muertes por coronavirus tenía una proporción hombres/mujeres muy parecido al número de muertes en exceso: 70/30. Una proporción muy diferente a la regular. Al haber esa coincidencia, entonces teníamos la contundencia de afirmar que esas serian muertes por COVID-19”, indicó Benavente.

 

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *