Escolares de Áncash verifican ciclovías y accesos para personas con discapacidad

En el marco del programa Auditores Juveniles de la Contraloría General, los escolares de colegios públicos y privados de la región Áncash realizan 1329 veedurías para verificar si los gobiernos locales cumplen con promover y supervisar las normas de accesibilidad para las personas con habilidades diferentes y adultos mayores, en el entorno urbano y diversas edificaciones de sus jurisdicciones.

Con la ayuda de sus padres, los estudiantes de las jurisdicciones escolares de las 20 Unidades de Gestión Educativa Local (Ugel) existentes en la región, también evalúan si los gobiernos municipales promueven y regulan el uso de las bicicletas a través de la habilitación de ciclovías, como medida para preservar el medio ambiente.

La actividad, que inició el 17 de setiembre, se desarrollará hasta este jueves 30, y tiene como finalidad conocer la percepción de los estudiantes sobre las condiciones en las que se halla la infraestructura vial que promueve el uso de bicicletas a través de la habilitación de ciclovías, como medida para preservar el medio ambiente.

Dicha actividad contribuye a fortalecer el control social y fomentar el correcto uso de los bienes y servicios públicos, como medida preventiva en la lucha contra la corrupción.

Para participar en las veedurías escolares virtuales, los estudiantes podrán acceder hasta el 30 de setiembre ingresando al portal institucional www.contraloria.gob.pe, sección Participación Ciudadana, ventana Auditores Juveniles: https://auditorjuvenil.contraloria.gob.pe/inscripcion.html  y llenar un formulario. Además, pueden comunicarse con Betty León, especialista de la Subgerencia de Participación Ciudadana al teléfono celular 927849590, o al correo electrónico bleon@contraloria.gob.pe 

Esta es la quinta veeduría que realiza la Contraloría General en la región Áncash en lo que va del 2021; la finalidad de promover valores éticos, cívicos e impulsar una cultura democrática y de integridad en los estudiantes.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *