Contraloría advierte riesgo de deslizamiento de talud en obra de complejo deportivo en Chimbote

La Contraloría General alertó al Gobierno Regional de Áncash que no se ha mitigado el riesgo de un posible deslizamiento del talud de arena en la obra del complejo deportivo San Pedro en Chimbote, que de producirse impactaría en las tribunas y atentaría contra la integridad del público asistente. La obra viene siendo ejecutada por la Subregión Pacífico con un presupuesto de S/ 6 470 786.

Según el Informe de Hito de Control N°013-2022-OCI/5332-SCC, el proyecto de construcción y mejoramiento del complejo deportivo recreacional, edificado en un área de 31 752 metros cuadrados, establecía la construcción de muros de contención de siete metros de altura en la zona posterior del estadio. Sin embargo, la comisión de control constató que no se habían construido dichos muros de protección para evitar deslizamientos.

Cerca al mencionado talud y en la parte superior de la ladera existen viviendas de material liviano y noble. Se advierte que, ante un eventual sismo o construcción de calles, el montículo de arena no soportaría las cargas dinámicas y de gravedad, lo que afectaría a las tribunas del estadio con capacidad para 10 mil personas.

De acuerdo a la inspección realizada el 18 de febrero del 2022, la obra presentaba un avance menor al 75%, frente al 83.12 % previsto para fines de febrero. La pista de atletismo y la cancha sintética no estaban colocadas; los estacionamientos y túneles de ingreso sin culminarse; las veredas exteriores, sardineles peraltados, explanadas y accesos vehiculares sin construirse. Además, faltaban implementar luminarias, sobrecimientos, rampa vehicular, veredas de cemento y la carpeta asfáltica como piso de la explanada.

Asimismo, el servicio de control a la recepción de la obra identificó que el GRA procedió de manera irregular a la designación de los servicios de inspección, en reemplazo de la empresa supervisora inicialmente contratada. Así, sin convocar a nuevo proceso de selección,designó como inspector de obra al jefe del área de supervisión y liquidación de la Subregión Pacífico, quien autorizó ampliaciones de plazo y el pago de adicionales de obra.

La situación contraviene el Reglamento de la Ley de Contrataciones del Estado, ya que la entidad estaba obligada a contratar a un equipo de supervisión de obra, integrado por el jefe de supervisión, un arquitecto e ingenieros mecánico y estructural; con la finalidad de asegurar la calidad de la obra y su correcta ejecución. Empero, desde la resolución del contrato del supervisor hasta la fecha del informe de control, no se había iniciado el nuevo proceso de contratación.

El informe de control concurrente, publicado en www.gob.pe/contraloria, fue elaborado por el Órgano de Control Institucional (OCI) del GRA y comunicado al gobernador regional de Áncash para la adopción de acciones que conlleven al pronto funcionamiento del proyecto, iniciado en el 2013 y cuyo contrato de saldo de obra se firmó en setiembre del 2020 con un plazo de ejecución de 195 días calendario.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *