Perú, Colombia, Ecuador y Bolivia, acuerdan acciones contra la tala ilegal en bosques Amazónicos.

Parlamentario andino Juan Carlos Ramírez Larizbeascoa, dijo que se deben sentar las bases para combatir esta problemática.

La Comisión Cuarta “De Desarrollo e Integración Económica, Producción, Competitividad y Complementariedad, Infraestructura y Energía” del Parlamento Andino, que eligió como su vicepresidente al representante peruano, parlamentario Juan Carlos Ramírez Larizbeascoa, aprobó el Marco Normativo para la lucha contra la tala y comercio ilegal de madera en los bosques amazónicos de la región andina.

Ramírez Larizbeascoa, autor de la iniciativa, sostuvo que es necesario uniformizar criterios y marcos normativos en los países que sufren las consecuencias de los crímenes forestales que se han convertido en actividades altamente organizadas.

“Estas organizaciones aprovechan la falta de comunicación entre entidades en el interior de los países y entre los países que tienen bosques amazónicos que proteger”, dijo.

Cabe indicar, que el Marco Normativo se constituirá en un instrumento que oriente a un trabajo conjunto entre las autoridades forestales de los países andinos para la reducción de la tala ilegal de madera, y a la promoción de los negocios y cadenas de valor forestal que se abastecen de madera cosechada de forma legal en los bosques amazónicos.

Ramírez precisó que este instrumento busca sentar las bases para la construcción de estrategias regionales que se ocupen de aspectos relacionados a esta problemática, considerando la protección de los derechos humanos de las personas involucradas en la extracción de madera y la combinación de enfoques preventivos y reactivos y también transversales de género, interculturalidad y territorial que incluyen como eje de protección al bosque y las personas que allí habitan.

Lamentablemente, los taladores ilegales tienen acceso a grandes fuentes de financiamiento internacional y se movilizan de un país al otro para no ser detectados ya que actualmente las leyes no son drásticas, quizás porque este delito no personaliza de manera inmediata a una víctima.

“Para combatir la tala ilegal es necesario accionar utilizando todos los recursos de investigación encaminados sobre todo a identificar a los protagonistas de las estructuras criminales en todos sus niveles, especialmente identificar a los que lo financian como lo recomienda la Organización Internacional de Policía Criminal”, respaldó Ramírez.

Los Estados Miembros del Parlamento Andino, de acuerdo con lo establecido en sus respectivas Constituciones Políticas y legislaciones internas, y atendiendo a sus prioridades y recursos, deberán desarrollar y adoptar a nivel nacional las políticas públicas, estrategias, planes y programas para fortalecer la lucha contra la tala ilegal de madera y promocionar el desarrollo de negocios y cadenas de valor forestal que se abastecen de madera cosechada de forma legal en los bosques amazónicos.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *