Opinión: Se abre una esperanza en el Gore Áncash


Warning: Undefined array key "ssba_bar_buttons" in /home/abcnot/public_html/wp-content/plugins/simple-share-buttons-adder/php/class-buttons.php on line 598

El reciente Muni Ejecutivo, Hatun Áncash, organizado por el gobernador Koki Noriega abrió una nueva esperanza para los alcaldes provinciales, distritales y comunidad en general.

Primero, porque por primera vez un gobernador convoca a todos los alcaldes de la región para escucharlos y recibir propuestas desde el interior. De los anteriores gobernadores en esta región, ninguno de ellos tuvo esta iniciativa, y por el contrario solo trabajaron con los alcaldes de su línea política, anteponiendo el interés partidario antes que el interés de las provincias.

Segundo, porque según el Gore Ancash, para mejorar el gasto público, se va a transferir recursos correspondientes a proyectos de inversión hacia los gobiernos locales para su respectivo proceso de selección pública. Tomando el ejemplo que hace el gobierno nacional desde hace muchos años atrás con las municipalidades de todo el país, cabe resaltar que, hasta ahora el Gore Áncash administra esos recursos, cuestionados por cierto por constantes denuncias de direccionamiento y actos de corrupción.

Tercero, porque en dicho evento también participaron como invitados los consejeros de todas las camisetas políticas, y fueron testigos de las grandes necesidades que aún se tienen en el interior. Ellos serán los responsables de aprobar en el Consejo Regional la transferencia de recursos en favor de las municipalidades.

LOS DESFAVORECIDOS

Sin duda, los únicos desfavorecidos con esta decisión política podrían ser los empresarios constructores que estaban acostumbrados a ganar licitaciones amañadas en la sede de la región, y no sea raro que en los próximos días, inicien una campaña mediática en contra de esta iniciativa.

LA PELOTA ESTÁ EN CANCHA DE FUNCIONARIOS DEL GORE

Pero de nada servirán estos anuncios, sí, los funcionarios y asesores del Gore Áncash, no cumplen a tiempo las promesas del gobernador. La pelota, por ahora, está en la cancha de los funcionarios de Koki Noriega, quienes tienen la responsabilidad de implementar líneas de trabajo de forma directa con los alcaldes de todo el departamento.

En los próximos meses veremos de qué madera están hechos los gerentes, directores y personal de confianza del nuevo gobernador de Ancash. Es un buen inicio, ver para creer.

 

Por: Alex Cordero, comunicador, escritor y docente universitario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *